Lago en el Bosque de Chapultepec (Ciudad de México, México)

Bosque de Chapultepec, el pulmón de una megalópolis

Muchas de las grandes ciudades contemporáneas tienen un parque emblemático, un gran espacio verde que las oxigena entre tanto cemento. Por citar dos ejemplos comunes, podrían ser el Parque del Retiro en Madrid o el Central Park en New York.

Por ahí veremos a los deportistas que salen a correr, a los enamorados que van agarrados de la mano, a los grupos de amigos que disfrutan de un picnic, a quienes caminan solitarios escuchando música, a muchos niños trepando y saltando y a los vendedores de globos disfrazados de payasos, a los que pasan rápido hacia la oficina con un vaso de café y a quienes por las noches deben dormir en algún banco, entre otros tantos personajes urbanos.

Bosque de Chapultepec con edificios a lo lejos (Ciudad de México, México)
Bosque de Chapultepec, con los edificios a lo lejos

En el caso de la Ciudad de México, el gran parque ciudadano es el Bosque de Chapultepec. Un lugar que, sin dudas, es muy interesante para conocer en nuestro paso por esta megalópolis de más de 38 millones de habitantes donde suele ser difícil respirar algo de aire puro.

Un bosque con museos y monumentos

Parece ser que fueron los mexicas quienes bautizaron Chapultepec a este lugar en el siglo XIII (incluso antes de fundar Tenochtitlán). Este nombre proviene del náhuatl y significa Cerro de los Chapulines. Con chapulines se refieren en México y parte de Centroamérica a varias especies diferentes de grillos y langostas, la mayoría de los cuales son comestibles y forman parte de la gastronomía.

El bosque de Chapultepec es el sitio ideal para dar un paseo en un entorno con parques, árboles, fuentes y dos lagos artificiales, buscando algo de tranquilidad cuando el ritmo de lo que sucede en las transitadas calles nos agobia. Además de senderos para los caminantes, hay numerosos espacios para sentarse a descansar y observar la vida cotidiana que ahí está ocurriendo. También hay juegos infantiles y se alquilan botes a quienes quieran remar un rato en alguno de los lagos.

Monumento a los Niños Héroes (Ciudad de México, México)
Monumento a los Niños Héroes

Recorriendo un poco encontramos algunos monumentos como el de los Niños Héroes y el Altar a la Patria, que nos van contando episodios de la historia del país. Además, varios museos se sitúan dentro del bosque, como el de Arte Moderno, el Rufino Tamayo (de arte contemporáneo) y el Nacional de Antropología.

El Museo Nacional de Antropología es posiblemente el más importante de América en lo que respecta al legado de las civilizaciones nativas, antes de la llegada de los colonizadores europeos. Merece un capítulo aparte, pero desde ya que si te interesa la historia de las culturas que han habitado estos suelos desde los tiempos ancestrales, no deberías perdértelo.

El Castillo de Chapultepec

Otra gran atracción de Chapultepec es su castillo, poseedor de una historia notable. Su arquitectura combina elementos de los estilos barroco y neoclásico, y por sus pasillos caminaron muchos de los más poderosos de México del momento.

Fachada principal del Castillo de Chapultepec (Ciudad de México, México)
Fachada de la entrada al Castillo de Chapultepec

Fue construido por los españoles de la época colonial hacia 1788 (como casa de verano para los virreyes), pero cayó en el abandono durante los primeros años posteriores a la independencia de México. Sufrió un feroz ataque, que incluyó bombardeos, durante la guerra mexicano-estadounidense y también fue la residencia oficial del emperador Maximiliano de Habsburgo.

Hoy en el Castillo de Chapultepec funciona el Museo Nacional de Historia, donde se exhiben numerosas piezas que ilustran la historia mexicana de los últimos siglos: espadas, cañones, vajillas de lujo, pianos y lámparas de cristal monumentales. Varios de los salones están ambientados con muebles y objetos cotidianos como lo que utilizaba la aristocracia durante su permanencia en el palacio.

Sala del museo con mobiliario de época (Ciudad de México, México)
Salón del museo con mobiliario de época

El objeto más curioso que encontré en toda la exposición fue la pierna postiza que utilizó el ex presidente Antonio López de Santa Anna, luego de perder la suya en una batalla. Y más curioso todavía fue enterarme de que la pierna izquierda que le habían amputado fue sepultada con honores y siguiendo las normas cristianas. O que después unos rebeldes opositores la desenterraron y se la robaron, perdiéndose para siempre su rastro.

Paseo de la Reforma y los alrededores del parque

La extensión del parque está dividida en dos partes por el Paseo de la Reforma, una avenida importante de la ciudad. Las estaciones de metro más cercanas son Chapultepec, Auditorio y Constituyentes, dependiendo del punto de ingreso peatonal que se prefiera. Un viaje en transporte público desde el centro no debería sobrepasar los 30 minutos de duración.

Escultura en un jardín del Museo Nacional de Historia (Ciudad de México, México)
Escultura en los jardines del Museo Nacional de Historia

Cerca del bosque se pueden encontrar otros lugares de interés para los visitantes, como son la estatua del Angel de la Independencia (una de las postales más típicas de la ciudad) y el Auditorio Nacional, de arquitectura posmoderna. Por otro lado, también están las zonas de bares de Polanco y Condesa, que tienen una gran movida nocturna y juvenil.

Una caminata por el Bosque de Chapultepec es la oportunidad de cambiar el aire a otro un poquito más puro, lejos de los edificios, en una ciudad con tanta polución. Mientras tal vez de fondo suene el canto de un pájaro, mientras tal vez comamos un chocolate.

Este enorme parque es el refugio para todos los que, de vez en cuando, andan escapando del ruido de la gran ciudad (aún sabiendo que no tienen más remedio que volver a ella, tarde o temprano). Y de paso nos permite conocer, además, fragmentos de una historia tan rica como la de este pueblo, que ha logrado desarrollos culturales y artísticos asombrosos.

Lago con una fuente (Ciudad de México, México)
El gran lago del parque, con una fuente
Compartir:

Dejá un comentario