Gran Muralla (Mutianyu, China)

Hola, me presento…

Te doy la bienvenida a mi sitio web, gracias por acercarte a ver de qué se trata. En esta primera nota me gustaría contarte algunas cosas sobre mí, para que puedas conocer un poco más a la persona que está detrás de este proyecto.

Me llamo Pablo Palacio y nací en marzo de 1978 en la ciudad de Buenos Aires. Cuando tengo que completar los formularios para hacer migraciones, nunca sé qué contestar cuando me preguntan por mi profesión. Estudié periodismo, pero no ejercí demasiado tiempo en ningún medio de comunicación tradicional. De lo que sí estoy seguro es de que jamás cruzo por las fronteras cargando armas ni vegetales.

Monasterios de Meteora (Kalambaka, Grecia)
Monasterios de Meteora (Kalambaka, Grecia)

Desde muy chiquito, mi mamá y mi papá me fueron alimentando el gusto por viajar. Con ellos visité distintos lugares de mi país y de Brasil. La primera vez que salí por mi cuenta fue con un grupo de amigos hacia Uruguay. Un par de años después de terminar el instituto secundario hice un viaje de tres meses por Europa (de Lisboa a Budapest y de Napoli a Copenhague). Un poco más tarde me llegó el momento de recorrer Bolivia y Perú.

A los 22 años me mudé a Madrid, donde estuve viviendo algo más de cinco años. Esto me permitió conocer muchos lugares de aquel país y de varios otros europeos, gracias a que las distancias no son muy largas. Hice además dos viajes a México y la primera vez que viajé en solitario fue a Turquía.

Entrada a la medina antigua (Ouarzazate, Marruecos)
Entrada a la medina antigua (Ouarzazate, Marruecos)

Con 28 años regresé a vivir a Buenos Aires. Aunque no sabía cuánto tiempo me iba a quedar, la realidad es que sigo acá hasta el día de hoy. En los años siguientes hice varios viajes por el continente, descubriendo lugares de Colombia, Ecuador y Chile.

Casi de casualidad, como suelen ocurrir estos asuntos, apareció Bettina en mi vida. Estamos en pareja hace cinco años y medio. También le encanta viajar, por supuesto. Con ella cumplí uno de los deseos viajeros más grandes que tenía, que era llegar a China. Y siempre estamos planeando nuevas aventuras.

En agosto de 2016 nació nuestro amado hijo Rafael. Podría parecer que cuando se tienen hijos, los viajes se limitan o desaparecen. En nuestro caso nos esforzamos para que ocurriera todo lo contrario. Lo fuimos acostumbrando desde temprano con algunas escapadas cortas, y no tardamos demasiado en empezar con recorridos más largos. Los primeros países que Rafael conoció fueron Cuba, Panamá y Paraguay.

Con Rafael por un callejón empedrado (Paraty, Brasil)
Con Rafael por un callejón empedrado (Paraty, Brasil)

A mediados del año pasado comenzamos a vivir el gran sueño de viajar por un largo periodo, lo que dimos en llamar “nuestra vuelta al mundo”. Nos estuvimos moviendo durante nueves meses por Europa, África y Asia. En total visitamos dieciséis países, con las más diversas culturas, paisajes y arquitecturas. Ya hace casi tres meses que volvimos a nuestra casa en el barrio de Almagro.

Junto con los viajes, lo que más me moviliza es la música. El grupo que más me gusta es Pearl Jam, pero escucho muchos géneros diversos. Tengo la manía de coleccionar CDs, e intento siempre comprar algunos en cada país al que voy. También me gusta mucho ir a conciertos en vivo, sea en grandes escenarios o en pequeños locales.

Palacio de Westminster (Londres, Inglaterra)
Palacio de Westminster (Londres, Inglaterra)

La frase relacionada a los viajes con la que más me identifico proviene de una canción de Gustavo Cerati y dice que “nada me importa más que hacer el recorrido, más que saber adónde voy”. La cuestión es moverse y la música también me mueve mucho.

Suelo usar jeans, remera y zapatillas. Mido 1,70. Tengo dos tatuajes y las ganas de hacerme uno más. No puedo vivir sin café. La comida que más me gusta es el pastel de papa. El helado, sin dudas de limón. Prefiero escuchar antes que hablar y siempre estoy dispuesto para tomar una cerveza. Soy hincha de Independiente. Quienes me conocen dicen que a veces soy un poco testarudo. No me gusta mandar ni obedecer. Mi escritor favorito es Milan Kundera. Para las redes sociales hace algunos años he tomado el seudónimo de Viajero Cualquiera, aunque ya no recuerdo el motivo.

Templo Blanco (Chiang Rai, Tailandia)
Templo Blanco (Chiang Rai, Tailandia)

Como te habrás dado cuenta, me apasiona viajar. También sacar fotos y escribir. Tuve algunos blogs personales anteriormente, de temáticas generales, pero desde hace algún tiempo venía pensando en uno en el que volcar mis sensaciones y experiencias como viajero. Hasta que decidí dejar de pensarlo… y hacerlo. El resultado es el que podrás ir viendo en este sitio.

Es un gusto para mí si llegaste a leer hasta acá abajo. Te invito a que sigas volviendo a visitarme. Y en cualquier viaje nos encontraremos…

Compartir:

12 comentarios en “Hola, me presento…”

  1. Hola Pablo!
    Nuestro viaje se cruzó en lo laboral y se amplió con amigos en común!
    Estoy ansiosa por leer de tus aventuras viajeras de los últimos meses y descubrir con tus relatos, lugares que aún no conozco. O rememorar los que ya conocí.
    Abrazo grande!

    Responder
    • Hola Ana. ¿Cómo estás? Gracias por tu mensaje.
      Te espero nuevamente por acá cuando quieras, pronto iré publicando sobre los lugares que visitamos en nuestra vuelta al mundo.
      Te mando un abrazo grande.

  2. Pablo
    Te felicito por tu blog, es otra manera de conocerte
    No soy fana de leer blogs (sinceridad pura) pero hubo algo que me atrapo, asi que estare leyendo pronto otro post
    Te mando un beso grandote 🙂

    Responder

Dejá un comentario