Parque Danxia (Zhangye, China)

Quién soy

Me llamo Pablo Palacio. En las redes sociales (y para el sitio web después) he tomado el seudónimo de Viajero Cualquiera. Desde aquel lluvioso sábado de marzo en el que nací han pasado algo más de 42 años.

Tengo los ojos verdes y el pelo enrulado. Mido 1,70. El uniforme que casi siempre uso incluye jeans, remera y zapatillas de lona. Tengo dos tatuajes y ganas de hacerme uno más. Hasta el momento he viajado por 44 países del mundo. No me gusta mandar ni obedecer, pero sí me gusta mucho la cerveza. Fumo, sé coser botones y siempre doy las gracias. Soy hincha de Independiente de Avellaneda y simpatizante del Atlético de Madrid, aunque el fútbol me interesa cada vez menos. Soy padre de un cachorro de tres años y medio llamado Rafael.

Glaciar Perito Moreno (El Calafate, Argentina)
Glaciar Perito Moreno (El Calafate, Argentina)

Nada me hace sentir más vivo que estar viajando. Me gusta hacerlo con una mochila en los hombros, sin lujos, intentando que sea una experiencia lo más auténtica posible. Los alojamientos que casi siempre elijo para dormir son los hostales, una sola vez estuve en un hotel all inclusive. Camino mucho por cada lugar nuevo al que voy, buscando esos detalles que distinguen de manera única al sitio y a su gente. Me encanta hablar con desconocidos. No me cuesta mucho adaptarme a diferentes costumbres. Alguna que otra vez hice dedo, alguna que otra vez pasé la noche en estaciones de tren. He viajado solo, con amigos, con novias, con desconocidos, y ahora lo hago en familia. Nunca transporto armas ni vegetales, tampoco formo parte de ningún grupo terrorista. Pocas cosas me dejan con la boca tan abierta como cuando miro las nubes desde arriba en un avión.

Además de los viajes, mi otra gran pasión es escuchar música. Me encanta ir a conciertos en vivo, y además colecciono CDs (siempre trato de conseguir algunos en los países que voy visitando). Escribo textos, como juegos, desde que tengo memoria. Hoy me entretengo redactando sobre asuntos relacionados con los viajes, incluidas mis propias crónicas. En mi adolescencia conseguí una antigua cámara de fotos y le fui tomando el gusto, como otro juego, a la fotografía. Me recibí en la carrera de Comunicación Social en 1999 y también estudié Historia un par de años.

Calle del barrio de San Telmo (Buenos Aires, Argentina)
Calle del barrio de San Telmo (Buenos Aires, Argentina)

La frase relacionada con los viajes que más me representa sale de una canción de Gustavo Cerati: “Nada me importa más que hacer el recorrido, más que saber adónde voy”.

Si querés saber más cosas que me gustan mucho, las podés ver en mi lista de favoritos.

Breve historia de vida y de viajes

Gracias al incentivo de mis padres, desde chiquito fui adquiriendo la manía de viajar. Con apenas unos meses de vida ellos me llevaron a Bariloche, y cuando cumplí tres años fuimos a conocer Walt Disney World. Aunque no lo recuerdo, estoy seguro de que lo debo haber disfrutado muchísimo. Mientras iba creciendo, otros viajes en familia me permitieron visitar diferentes rincones de Argentina, Uruguay, Brasil y México. Las primeras vacaciones por mi cuenta fueron las típicas dos semanas en la playa con un grupo de compañeros del colegio secundario. El primer viaje que hice con una mochila fue a los 19 años, por Europa junto a dos amigos. El segundo fue recorriendo Bolivia y Perú.

Gran Muralla (Mutianyu, China)
Gran Muralla (Mutianyu, China)

Hasta mis 22 años viví en varias zonas de Buenos Aires: Caballito, Pompeya, Belgrano, Palermo, Colegiales y Saavedra. Como verás, estoy bastante acostumbrado a las mudanzas. Cada uno de estos barrios aporta de lo suyo a la configuración de mi indisimulable esencia porteña. De todos ellos me han quedado grandes recuerdos.

Después de haber terminado la carrera de Comunicación Social, me mudé a Madrid. Iba persiguiendo ese deseo de irme durante algún tiempo fuera de mi ciudad natal, fuera de mi país, fuera de lo ya conocido. Pasaron muchas cosas en Madrid, fueron cinco años intensos. Durante aquella etapa generalmente compartía casa, lo que me permitió conocer un montón de gente de diferentes orígenes e ideas. Algunas personas quedaron guardadas para siempre en mi corazón. Nunca dejaré de considerar a Madrid como mi segundo hogar, ahí viví experiencias importantes para mi evolución.

Malecón habanero (La Habana, Cuba)
Malecón habanero (La Habana, Cuba)

Por uno u otro motivo, además, estuve viviendo temporalmente en Málaga, Vigo y Valencia. Pude conocer muchas ciudades y pueblos de España. Y como en Europa todo parece estar cerca de todo (comparado con las distancias sudamericanas), viajé por varios lugares del continente. Por aquellos años también visité dos países que me atraparon especialmente: México y Turquía.

Volví a vivir a Buenos Aires con 28 años, afortunadamente mis amigos me estaban esperando todavía. Fueron tiempos de redescubrir mi ciudad natal y tratar de asimilar sus cambios durante mi ausencia. Pero sobre todo, de comprender cómo había cambiado yo. En este nuevo periodo compartí dos casas, en los barrios de Saavedra y Villa Crespo.

Me costó un poco, al principio, volver a hacer viajes largos. Mientras no tuve esa posibilidad fui conociendo distintos pueblos bonaerenses no tan alejados. Finalmente comencé otra vez a mochilear y en sucesivos viajes conocí tres países sudamericanos nuevos para mí como Colombia, Ecuador y Chile.

Pirámide de Kefrén (Guiza, Egipto)
Pirámide de Kefrén (Guiza, Egipto)

A los 36 años, en una reunión de viajeros, conocí a Bettina. Ella también es viajera empedernida, a ella también le encanta ir a conciertos de rock. El flechazo de amor fue poderoso y rápidamente nos convertimos en compañeros. Un año después ya estábamos viviendo juntos en un departamento del barrio de Caballito. Dos años después con ella realizamos una de las aventuras que yo más deseaba, que era llegar a China.

En agosto de 2016 nació nuestro hijo Rafael, quien sin dudas ha revolucionado nuestras vidas. La intención desde el principio fue acostumbrarlo a hacer lo que nosotros tanto amamos, que es viajar. Pero no sólo porque a nosotros nos encante, sino porque pensamos que puede ser muy valioso para su aprendizaje. Así que comenzamos a hacer algunas escapadas de fin de semana para ir iniciándolo. Más tarde nos decidimos a emprender un viaje largo, los destinos fueron Cuba y Panamá.

En el desafío de viajar con un pequeño nos fue bien, así que más adelante visitamos varios lugares más, como Iguazú, Montevideo, Río de Janeiro y distintos puntos de la Patagonia argentina. Poco después de que cumpliera dos años nos fuimos a hacer un recorrido por Paraguay.

Pasaje interno del Castillo (Praga, República Checa)
Pasaje interno del Castillo (Praga, República Checa)

Había un sueño que teníamos ganas de cumplir, que fuimos tramando durante muchos meses. Necesitábamos hacer un parate en nuestras rutinas, queríamos vivir viajando durante algún tiempo. Dejamos nuestros clásicos trabajos de oficina y a mediados de 2019 partimos a dar nuestra vuelta al mundo, sin boleto de regreso. Fueron nueve meses en los que estuvimos recorriendo distintos países de Europa, África y Asia. Las aventuras que pasamos son innumerables, fue una experiencia que nunca vamos a olvidar.

Para ver todos los países por los que he viajado y cada lugar que visité, andá a este mapa.

Actualmente vivimos en un departamento del barrio de Almagro. Después de tanto tiempo afuera estoy disfrutando cada día del hogar. Nuestro hijo crece sin parar. Me estoy organizando para llevar adelante un par de proyectos laborales propios, el principal de los cuales tiene que ver con el desarrollo de sitios web. No hay planes de viajes por ahora, pero seguro que los habrá pronto. Porque, ya lo sabemos, las ganas de viajar nunca se acaban…

Entrada a la Ciudad Imperial (Hue, Vietnam)
Entrada a la Ciudad Imperial (Hue, Vietnam)

En cierto momento llegué a la conclusión de que si me gustaba escribir y sacar fotos, contar sobre mis viajes y dar sugerencias a otros viajeros sobre lugares que ya conozco, un sitio web era un lindo nuevo camino para emprender. Y acá estoy, haciéndolo lo mejor posible para generar contenidos interesantes en uno más del millón de blogs que existen sobre viajes.

En el caso de que te quieras poner en contacto conmigo por algún motivo, simplemente dale click acá. Te responderé con mucho gusto.

Compartir: